in ,

#1 NIRVANA – Punto y seguido

CAP.1
Punto y seguido

Ella es Nirvana, Nirvana Sigworth.
Te haría un resumen de su vida pasada pero su libro está en blanco.
No sabe de dónde viene ni tiene parientes reconocidos.
Creció en un orfanato de Glimmerbrook y cuando cumplió la mayoría de edad siguió trabajando en éste por unos años.

Cuando cumplió 20 años rompió su hucha, juntó sus ahorros, hizo una pequeña maleta y partió en busca de una nueva vida sin rumbo fijo.
Tras unos días de trenes y de autobuses visualizó un cartel en el que se leía “Evergreen Harbor”.

-¡Suena prometedor! – Pensó.

Al adentrarse en el pueblo la realidad era otra.
El aire era denso, apenas dejaba ver y menos respirar.
No encontró ningún tipo de vegetación ni animales libres típicos de la ciudad y el campo.

-¿Evergreen? Esta gente tiene sentido del humor. – Masculló.

Miró a su alrededor, el autobús se fue.

-¡Mierda, mi maleta! – Corrió tras el bus, inútilmente.
Solo le quedaba una mochila y dentro de ésta un par de mudas, un sandwich y 10 Simoleones.

Encontró una gasolinera y entró discretamente al baño.
Se cambió de ropa y aseó como pudo.

Paseando sin rumbo se le hizo de noche. Estaba un poco asustada pero, ¿qué iban a robarle?
Se topó con un edificio abandonado y se asomó a ver el interior.

-Parece seguro…- Dijo para sí.

Nirvana se armó de valor y movió sus pies hasta la entrada del caserón abandonado.

-El ambiente aquí fuera es insoportable…- Pensó en voz alta.

-Ho… ¿Hola? – La voz le fallaba.

-No quiero problemas, so…solo necesito un sitio donde pasar la noche. – Decía en voz alta mientras avanzaba por la estancia.

No había nadie y el día fue tan intenso que cualquier lugar le resultaba acogedor.

Localizó unas cajas de cartón con las que improvisó una mesita y puso algunas abiertas en el suelo para tumbarse más tarde.

Recordó que tenía el sandwich en su mochila.

-Menos mal que sigue comestible. – Pensó mientras saboreaba aquel bocadillo como si de un banquete se tratase.

-Tendría que haberme quedado en Glimmerbrook, me advirtieron de que me estaba equivocando al irme. Al final llevaban razón…-Se decía.

Miles de conversaciones inundaban su pensamiento, hasta que una mezcla de arrepentimiento y cansancio hicieron que se durmiera profundamente.

SIGUIENTE CAPÍTULO

¿Qué te parece?

500 Puntos
Upvote Downvote

Escrito por BolitaDeCoco

Simmer incondicional.
Creadora de Sims desde el paleolítico, construir y decorar solares como forma de vida. Siempre hay sitio para el CC en mi PC.
Melómana. Amante del arte. Mamá de dos pequeñas salvajes.
Hago pastelitos.
Sevilla-España.

#2 NIRVANA – Lo viejo por lo nuevo

CC: Mochilas, Bolsos, Smartphones y Paraguas para Los Sims 3