in ,

Shaham: Capítulo 3 – El poder del amor

Hoy os traemos el 3er episodio de la historia de Shaham.

Y pues Shaham se entero de que el rey Kahraman estaba en los baños y no desaprovechó su oportunidad, nadie más que ella hubiera tenido la osadía de entrar sin la autorización de la autoridad del lugar.

El rey se fijó en ella, no en su extraordinaria belleza, ni en su rostro inocente, le atrajo su valiente carácter

-¿Cúal es tu nombre?

-Shaham, Su Majestad

El rey lo percibio, era alguien relativamente nueva, puesto que se había olvidado (otra vez) de la reverencia, y porque sin siquiera aviso alguno, se metió junto al jacuzzi a su lado.

Todo esto lo hacía Shaham por el rencor, por la venganza, pero ella no sabía que se tragaría su palabra, que la seducción iría mucho más alla, que un acto impulsivo traspasaría las venas de su corazón y su alma para siempre.

-Me agrada tu carácter, te da igual todo

-¿Realmente crees que es así?

– Me aburrí de que todas las concubinas sean iguales, obedientes, sin vida, sin alma, sin algo que mostrar, tu eres diferente, eres inocente, pero no eres ingenua, eres valiente, pero bondadosa

Shaham se puso nerviosa, nunca en años había escuchado un halago más que el de sus padres cuando era una niña, ella no se esperaba cuando planeo su seducción sentir lo que estaba sintiendo, ellos se quedaron platicando.

-¿Sabes Shaham? Todo el mundo es distinto, y tú ¿Cómo te describes?

– No lo se, su Majestad

-Haz un esfuerzo

-Mmmm…..como un vaso

-¿Como un vaso?¿Porqué?

-Pueden tirarme, romperme, guardarme y ocultarme en un cajón para siempre o hacerme trizas en segundos, pueden deshacerse del líquido que llevo dentro de mi, pero jamás pueden doblegarme.

-Interesante, claro, el vidrio no se puede doblar.

-Exacto, y usted ¿Se puede doblar?

-La verdad, Shaham…es que no lo sé, a veces puedo ser flexible, y otra veces una viga de hierro, porque un día puedes estar triste y te darás cuenta, todo el mundo lo sabrá, pero cuando estés feliz, nadie pensara en eso, ni siquiera uno mismo, solo lo es, y no lo valora.

– Cuando era niña me preguntaba que valor tenía ser feliz y…… – Kahraman miró a Shaham detenidamente.

– ¿Tu crees que soy feliz?

– Con el mundo a sus pies, desde el jacuzzi en el que estamos, hasta los muros de estos baños son suyos, es probable.

– A veces – Contesto el Rey – Puedes no tener absolutamente nada y ser feliz, tener tanto significa llevar la carga de mantenerlo y decidir que hacer con eso

-Eso lo sé su Majestad – Recordó la angustia que había pasado en sus últimos días de libertad, pero también de soledad, quizás perdió a todos los que amaba, pero incluso allí, sin nada ni nadie, no se había dado cuenta de que era feliz.

Kahraman salió luego de un rato y ella se quedo sola, hundida en todo lo que pensaba.

– Esa muchacha esta dando muchos problemas, Daphne

– ¿Entonces porqué no la deja ir? Liberela, ambos lados quedarán felices.

-Ni siquiera se te ocurra, me encantó su casa, y no la dejaré en la calle.

Daphne había aprendido a controlarse y tragar todos los insultos de la Reina Birlik, pero por dentro la maldecía por insultar a su sobrina, luego de un rato recibió una carta de Shaham contándole lo que había ocurrido en el Jacuzzi así que se dirigió hacia ella

-Tengo un plan Shaham – Habló la pelirroja

-¿Cual es? – Preguntó la muchacha

– A pesar de que es Su Majestad la Reina Madre quien ordena con quien estará el Rey esta Noche, yo me encargo de hacer los preparativos – Shaham la miró intrigadamente – Si te preparo a ti todos pensaran que la Reina Madre te envió.

Shaham sonrió y respondió:

– Si es así, que comiencen los preparativos para esta noche – Y así ambas se dirijeron a los espejos para arreglar a Shaham

Había llegado la noche y la Reina Indirah, vió a Shaham pasar hacia los aposentos de Su Majestad, y como cada noche, los celos invadieron su mente, vez por medio que la Luna aparecía y a su vez el sol se ocultaba, el hombre a quien amaba estaba al lado de otra mujer, cuando ella era la madre de sus hijo, la luz de sus ojos, y siempre estuvo a su lado desde antes de que ascendiera al trono, cada vez, en el interior de su corazón un incendio que nunca termino.

Mientras que la doncella humilde de rojo exorbitante iba por las escaleras del tercer piso, impresionada por el imponente y fino corte de las vallas de los escalones, caminando hacia su destino, hacia al mismo tiempo, su milagro, ….y su maldición.

Atravesó los largos pasillos, el permiso de Karanlik, y llegó hasta los dorados aposentos del dueño del Imperio, los sillones eran rojos, y amarillos, el tapiz y las cortinas también eran rojos, era el ambiente propicio para el amor.

Y Casualmente, ella también iba de rojo, y su Majestad no era la excepción.

– Su Majestad – Saludó la muchacha con la correspondiente reverencia

-¿Shaham? – Pregunto el rey extrañado al pensar que era un sueño debido a su cansancio y el relajante sonido de la chimenea.

– Si?…. – El rey recobró la concentración y la conciencia y preguntó asombrado:

-¿Tu de nuevo? – Le preguntó mirándola directamente a los ojos

– Sí – dijo ella mientras tambien lo empezó a mirar, y si quedaron así por unos cuantos segundos- Unidos por los sentimientos y el amor que no querian aceptar ni reconocer, trataban ambos de engañarse a si mismos, pero no podían, trataban de poner su orgullo ante sus emociones, pero no lo lograban.

Él no aceptaba que se había enamorado de una concubina recién llegada apenas comenzó la noche en que se visito y ella no podía aceptar que su seducción por venganza se le habia ído de las manos.

-Ven, sientate – Le dijo el soberano a la muchacha , quien se sentó a su lado muy cerca..demasiado cerca.

Para él era un sueño, era compartir su corazón con un ángel, por un instante se olvido de que era el rey del mundo, de que era dueño de todo y tenía encima un imperio que gobernar, se olvido que era el propietario de un gran palacio, un sóberano de su capital, se olvido de los asuntos imperiales, de las intrigas y los problemas del harem y del palacio o de su familia….por un momento lo descuido todo para ella.

Por primera vez se sentía….humano….un hombre normal que sentía atracción y amor por una mujer que no se sentía como una herramienta….si no como una persona….con carácter….con inocencia

Y ella sentía que el fuego de la venganza, que correspondía con ( en contrario a su rostro inocente) mente fría y calculadora que la cruel vida e infancia que tenía le había dado, en el fondo, ella era un ángel como Kahraman decía, pero no cualquier ángel, un ángel corrompido, ese fuego, había traspasado todo eso hasta llegar a su corazón, ella sintió lo que nunca antes había sentido por culpa de tener una vida resumida a batallas, lágrimas y sangre, era el amor.

Inconscientemente se acurrucaron y el puso su brazo abrazando al suyo, y en ese momento no se miraron al ojos, miraban el fuego de la chimenea, un fuego similar al que acontecía en los sentimientos de su interior.

Y al cabo de un rato….ese fuego comenzó a expandir y quemar su corazón, y ya sentados en la cama del soberano, un encuentro fugaz y repentino entre sus ojos, fue el causante del primer contacto entre sus labios, su primer beso.

Solo las paredes saben lo que sucedió esa noche después de ese beso

La mañana y el sol se alzaron sobre la ventana del cuarto a horas tempranas, el amanecer hizo despertar a la muchacha, quien se levanto de la cama más costosa del imperio, se vio a ella misma mientras lo hacía en el espejo y al rey, se levantó y se paro frente al espejo que parecía mágico, con 4 caras, lograba distinguir a dos reflejos, en el fondo, eran sus 3 personalidades discutiendo en su interior.

Ella aún no lo podía asimiliar, esa noche había conocido y estado con el rey del mundo, ¿En qué momento había pasado todo?

Su vida era incierta, su futuro lo era, pero solo quería una cosa en la vida hasta ese entonces, la venganza, pero esta vez el corazón la derroto, ya no tenía idea de lo que iba a hacer

-¿Porqué me ha llamado Reina Madre? – Preguntaba Daphne

-Este amanecer nos desharemos de esa muchacha llamada Shaham – Daphne se sintió preocupada – A partir de ahora nunca más me alzará la voz , no  nos causará más problemas, lo más probable, es que si este plan sale bien, Su Majestad le corte la cabeza

-¿Qué? ¿Qué esta diciendo mi Reina? Por favor no lo haga ella es mi sobrina ¿De qué plan estas hablando? – Respondió Daphne

– Demasiado tarde Daphne – La maliciosa Reina solo sonrió.

¿Estaba acaso Shaham en peligro?

Escrito por Graxhistory

Hola, soy Graxhistory Simmer y publico un poco de todo en Simlish 4, me encantan Los Sims y todas sus sagas, amante de la escritura, los animales y las jirafas ! Me encanta hacer de todo en el juego, aunque lo que mejor se me da es construir, con todo disfruto, ya sea creando sims traviesos, casas plumbóticas o jugando historias bizarras.- Me gusta leer y ver historias de terror en Navidad, me gusta crear casas navideñas en febrero y celebrar el amor en Abril.- ( mi cerebro esta un poco atrasado en las fechas ), mi simself tiene las cejas de distinto color, en la vida real no es así, pero los rasgos son prácticamente idénticos, mi cerebro viaja a más velocidad de la que puedo escribir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Loading…

Descuentos de hasta 50% en una selección de packs de Los Sims 4 en tiendas físicas en España

Ofertas del editor: Hasta 75% de descuento en Los Sims 4 y packs seleccionados